Inscríbete Ingresar

El velocímetro decisional del líder

2021-07-02 13:48:26

El velocímetro decisional del líder

Haciendo una analogía entre el velocímetro de un auto y nuestras respuestas emocionales, podemos decir que para llevar a la práctica la planificación emocional, debemos saber cuándo hay que acelerar (zona de activación) y cuando desacelerar (zona de desactivación) para tomar
decisiones de mejor calidad; o sea, con emociones conscientes.


Mapeo decisional de un líder de acuerdo a la situación


1. Zona de activación: cuando un líder observe que su equipo o él mismo están en zonas donde se requiera activar, deberá seguir el siguiente protocolo de acciones:

Activar -> acelerar -> movilizar -> estimular


a. Momentos propicios: inicio de una jornada de trabajo, preparar una conversación o feedback, situaciones que requieran alto nivel de foco, eventos que necesiten de una óptima actitud.
b. Objetivos del líder: estimular el rendimiento, despertar la atención, poner foco en los procesos, hacer marcar prioridades, orientar el cumplimiento de objetivos.
c. ¿Cómo hacerlo?
i.Corporalidad:
caminar, desplazarse, moverse del lugar, estirar zonas claves del cuerpo –espalda, hombros–, girar la cabeza en el sentido horario y contrario, respiración de activación (inhalar, retener, exhalar) con coordinación en sus diferentes variantes, hacer un escaneo corporal. Lo óptimo para activar es hacer actividad física al inicio del día (en la medida en que se pueda).
ii. Lenguaje (consciencia): realizar preguntas activadoras que orienten el foco de la atención hacia el objetivo, escribir las prioridades diarias, efectuar un repaso de las metas, releer y analizar los procesos de trabajo.

iii. Emoción: generar un espacio y clima seductor, utilizar el humor, motivar, estimular, arengar, evocar recuerdos que movilicen, señalar metas estimulantes, generar sensaciones de aprendizaje kinestésico (modo palmada).
2. Zona de desactivación: cuando un líder observe que su equipo o él mismo están en zonas donde se requiera desconectar, deberá seguir el siguiente protocolo de acciones:


desactivar->  desacelerar -> desconectar -> inhibir


a. Momentos propicios: momentos de tensión, una jornada agitada, antes de efectuar un feedback con alta empatía, una situación que demanda orientación al detalle (alto nivel de foco), cuando hay que transmitir armonía y serenidad, definir objetivos, tomar decisiones importantes, situaciones de adversidad, complejidad y dolor emocional. Desactivar en circunstancias de alta carga emocional es dejar pasar un tiempo (minutos, días o semanas) para tratar el tema
con más armonía.
b. Objetivo del líder: relacionar la actitud con los requerimientos del contexto, orientarse hacia el equipo, focalizarse en los procesos, preservar las formas de vincularse, buscar soluciones y resultados.
c. ¿Cómo hacerlo?
i.Corporalidad:
caminar, correrse del lugar donde se puede haber adquirido carga emocional, realizar estiramientos de relajación (sostener más tiempo) –espalda, hombros–, respiración de
relajación (inhalar profundamente, retener una buena cantidad de segundos, exhalar gradualmente), repetir las secuencias las veces que sean necesarias.
ii. Lenguaje (consciencia): separar las preocupaciones imaginarias de las reales, escribir y repasar el orden de prioridades, visualizar el todo (no dejar tapar el bosque por el árbol), pensar en positivo –“lo vamos a resolver, se va a solucionar la situación, mañana hablamos”–, bajar la velocidad del habla, hacerlo pausado, estimular los silencios antes de responder, graduar el tono de voz.
iii. Emoción: evocar recuerdos positivos, escuchar música, cambiar el estímulo visual, conectarse con lo que se siente, identificar el sentimiento del momento o situación, recordar una situación similar conectándose con el aprendizaje que te dejó, llamar a un amigo, programar un viaje, darse un gusto, regalarse una comida que te agrada.

Liderazgo 360°


funcional -> equilibrar -> moderar -> calibrar


El liderazgo 360° está en la búsqueda del equilibrio, que es un concepto dinámico, no estático. Al registrar que se está en una zona de activación o desactivación, tanto él como su equipo, el líder debe emprender acciones en el encuentro de ese clima funcional para tomar decisiones
en un equilibrio entre la razón y la emoción.

Tip 360°

• Es probable que cuando te detengas venga un torbellino de nuevas ideas; en el momento de desconexión, de alegría y paz, nuevas ideas para tus distintos roles... Escribilas, anotalas para luego retomarlas; seguro alguna te va a servir posteriormente...
• Si durante un período incorporaste “reserva cognitiva”, hiciste cursos, participaste de charlas, leíste libros, recibiste asesoramiento, mantuviste conversaciones interesantes, cuando pares la máquina para desconectar, te va a pasar algo muy loco, pero hermoso, les vas empezar a encontrar conexión a esas ideas...
Luego de esta lectura, ¿te surgió alguna idea? Escribila

 

 

CARLOS A. SOSA

Consultor de Empresas. Contador Público Nacional.

Mg. Administración de Empresas. Especialista en RRHH y Dirección de Negocios.

Pos título de Neurociencias. Coach Ontológico.

Especialista en Liderazgo y Alto Rendimiento. 

Autor del Libro “Liderazgo 360°”.

 

Calificación: Aún no tiene ninguna calificación
Comentarios
La publicación no tiene comentarios, sé el primero en comentar.
Para comentar debes estar inscrito en la comunidad | Ingresar | Regístrate


¿Te gustó esta publicación?

Suscríbete a nuestro boletín


Publicaciones relacionadas
Publicidad
Todos los derechos reservados 2020
powered by Baella