Inscríbete Ingresar

La tecnología, ¿va más rápido que la vida?

2020-10-28 06:43:15

Muchos de los que leen este artículo sabrán que toda empresa tiene su ciclo de vida resuelto: en general es nacimiento, crecimiento, madurez y muerte. Son muy pocas las empresas que sobreviven. No creo que sea necesario recurrir a estadísticas, pero se cree que la mayoría mueren después de una década y que la supervivencia depende de su tamaño o, en estos tiempos,  de su transformación.

Pero este ciclo se acelera muchísimo en el mundo de la tecnología. ¿Alguno puede creer que Twitter sólo lleva 14 años de vida? (y Facebook sólo un poco más). ¿O que Google aún no cumplió los 22 años de su fundación? (nació el 4 de septiembre de 1998).

También, la vida pasa muy rápido, es cierto, y cuando caemos en la cuenta de qué año es, qué edad tenemos o cuánto tiempo pasó de aquel tal acontecimiento, nos sorprendemos, la mayoría de las veces para mal ;)

Por eso me sorprendo cuando noto que ya pasaron 17 años de aquellos grandes carteles publicitarios que invadían la ciudad de Buenos Aires en puntos estratégicos, promocionando a 'las nuevas empresas de Internet': somosgordos.com y elsitio.com fueron las que tuvieron mayor inversión. Por supuesto, estalló la burbuja y dejaron de existir en pocos años.

Tampoco pasaron muchos años desde que el MSN (al que todos le decíamos 'Messenger') fue comprado por Skype: cerró solamente hace 7, en 2013. ¿No les suena raro que hoy le digamos Messenger al chat de Facebook y nos hayamos olvidado por completo del servicio de mensajería que a su vez había desbancado al glorioso ICQ?

¿Alguno visita MySpace hoy? Hace 12 años, ninguna banda o solista podía estar afuera de esa red. ¿Quedó algún español extrañando a Tuenti, la red social que competía allí con Twitter?

Hasta tribus urbanas tuvieron su denominaron gracias a la influencia de ciertas redes sociales, como los 'floggers' y el Fotolog. ¿Sabían que el sitio aún está abierto? Podría seguir nombrando ejemplos como Vine, Google +, Orkut y muchas más, pero sería alargar la agonía.

El tema aquí es que muchas veces, la tecnología va más rápido que la vida misma. Por supuesto, es un juego de palabras.

Casi todos coinciden en que la muerte de las empresas se da por ciertos factores determinantes, como:

-La competencia.

-La falta de inversión en investigación y desarrollo.

-La moda.

-El cambio en el modelo de negocio (producido en gran parte por la tecnología).

-La falta de innovación.

-Decisiones erróneas.

-Otros (aquí pueden ustedes incluir sus impresiones).

Concluyendo, no hay fórmulas mágicas para el éxito o la supervivencia y son muchísimos los componentes que influyen en la desaparición de las empresas.

¿Cuántos años más de vida le dan a Instagram o al propio Facebook? Sólo el tiempo (y los múltiples factores mencionados más arriba) lo dirá.

 

Por eso, aprovechemos el hoy y proyectemos el futuro pero sin hacer tanta futurología. Todo pasa rápido, como la vida misma.

Calificación: 1.0
Comentarios
La publicación no tiene comentarios, sé el primero en comentar.
Para comentar debes estar inscrito en la comunidad | Ingresar | Regístrate


¿Te gustó esta publicación?

Suscríbete a nuestro boletín


Publicaciones relacionadas
Publicidad
Todos los derechos reservados 2020
powered by Baella